Infusión de menta

Infusiones

Beneficios de las infusiones. Propiedades y tipos de Tés ¿Cuál es la mejor infusión para adelgazar y quemar grasa? Tisanas y hierbas que ayudan a la salud

Beber té ha sido desde siempre una forma común de relajarse utilizada en numerosas y diferentes culturas. Sin embargo, la mayor parte de tés, contienen una gran cantidad de cafeína y antioxidantes.

Si eres fan de las bebidas calientes, pero no soportas la cafeína, el cambio a una alternativa como una infusión de menta es una gran manera de proteger tu salud y aprovecharte de los beneficios que aporta esta hierba. Este es un tipo de infusión que cae dentro de un amplia variedad de tipos de tés que ofrece beneficios medicinales, además de una gran sabor y aroma.

¿Cuáles son los diferentes tipos de té de menta?

Infusión de menta

Una cuidadosa crianza en los últimos años ha creado cientos de variedades de menta únicos, todos con diferentes sabores.

Los tipos más comúnmente utilizados para la elaboración de tés fríos y calientes incluyen:

  • Menta verde: Con un sabor dulce y suave. El tipo Nana es lo que le da su sabor al famoso té menta marroquí.
  • Menta: Que cuenta con un sabor algo más fuerte.
  • Mojito menta: Un híbrido que combina altos niveles de aceite de mentol con una nota picante a base de hierbas similar al orégano.
  • Doublemint: La combinación de menta verde y menta en una mezcla de hierbas.
  • Menta dulce: Una variedad más suave con un sabor cálido.
  • Añadiendo manzana, piña, jengibre, naranja y chocolate obtendrás diferentes tipos de sabores para hacerlo aún más divertido.

¿Cuáles son los beneficios comunes de los tipos de té de menta?

A pesar de todas las diferencias en el sabor e intensidad de estas diversas mentas, todas comparten una planta madre común. El valor medicinal de las diferentes tipos de menta culinarias y cultivadas se comparten a través de todas ellas. El té de menta es más comúnmente utilizado para el malestar estomacal o indigestión leve. Hay pruebas limitadas de que el mentol y otros aceites presentes en las hojas alivian los calambres de estómago y mejora la digestión.

Sin embargo, no uses esta hierba para el reflujo ácido ya que los aceites pueden irritar y causar daño en el esófago en lugar de calmarlo. Otra propiedad interesante de la infusión de menta es que ayuda a tratar el mal aliento, alivia el dolor de garganta y dolores de cabeza leves.

¿Cómo puedo cultivar y cosechar mi propia menta?

La menta es una de las hierbas más fáciles de cultivar en un jardín o en un huerto. No plantes la menta en el suelo, sino más bien en un recipiente forrado con una malla para mantener las raíces. Esta planta es conocida por propagarse rápidamente y desplazar a otras.

Comienza con una planta arbustiva de un vivero en lugar de semillas para obtener resultados más rápidos. Da a la planta mucha agua, aproximadamente dos o tres veces a la semana y comienza a cosechar las hojas tan pronto como la planta alcance el medio metro. Seca las hojas en un deshidratador, horno de microondas, o en una bolsa de papel.

¿Qué efectos secundarios puede causar la infusión de menta?

Aparte de los trastornos de reflujo ácido irritante, este té tiene muy pocos efectos secundarios. Si eres alérgico a los aceites de está planta, notarás una sensación de calor conocido como rubor. Tu piel puede ponerse roja y también húmeda.

Puedes desarrollar llagas en la boca si bebes diariamente demasiado de este té durante unas pocas semanas. Es mejor también limitar el uso de esta hierba durante el embarazo, pero es perfectamente segura para disfrutar de una taza o dos de esta bebida para hacer frente a las náuseas o indigestión relacionada con el embarazo.

¿Cómo hacer té de menta de la manera correcta?

No hay necesidad de seguir una receta al pie de la letra para disfrutar de esta bebida caliente. Basta con añadir una bolsita de té o una pizca generosa de hojas secas en una taza de agua a unos pocos grados por debajo del punto de ebullición. Deja el té entre tres y cinco minutos en remojo, a continuación, quita las hojas y finalmente disfruta de un buen té con o sin azúcar.

Combinar menta con otros tés de hierbas

Después de disfrutar de un montón de tazas de té de menta, puedes ser más creativo y empezar a mezclar tus propios sabores para divertirte. La menta va especialmente bien con el té verde, que es la combinación clásica de Marruecos.

También añade frescura si lo combinas con té negro. Si deseas probar con hierbas medicinales, te recomendamos comenzar con hierbas de limón seco picado. El bálsamo de limón también funciona muy bien al tiempo que aumenta el estado de ánimo e incrementa el sabor de la bebida. Si quieres impulsar el sabor del cítrico, añade cáscara de limón o de naranja, o incluso la bergamota se usa para dar sabor a Té Earl Grey. Aparte de la mezcla con cítricos, puedes considerar añadir hibiscos y rosa mosqueta. Los sabores tropicales le quedan también muy bien, combinándose con el sabor suave de la menta para crear un efecto fresco que es perfecto para los días calurosos.

Artículos relacionados con Infusión de menta